5 cosas que debes saber sobre el acoso escolar

Acoso escolar

1. ¿Qué es el acoso escolar?

Entendemos como acoso escolar el acto de agresión verbal, física, emocional o psicológica por parte de un niño o grupo de niños hacia otro menor. Este hostigamiento se puede presentar de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado tanto en el aula (conocido como bullying), como a través de las redes sociales (conocido también como ciber acoso).

2. ¿Cómo se manifiesta?
El acoso se manifiesta mediante burlas, amenazas, exclusión durante el desarrollo de juegos y actividades…. hasta incluso llegar a la agresión física.

3 ¿Cuáles son las señales para detectar el acoso? 

Un menor que está siendo acosado presenta cambios en su comportamiento, así que es fundamental detectar señales que pueden estar indicarnos la existencia del problema, como:

  • Busca excusas para evitar ir a la escuela
  • Sus prendas se ven deteriorados, rotas o sucias sin justificación
  • Constantemente “pierde” sus objetos personales o pide dinero
  • Tiene una actitud de desconfianza y defensiva
  • Se muestra más introvertido y menos sociable
  • Baja el rendimiento escolar
  • Por la noche sufre pesadillas de manera habitual
  • Padece estrés o ansiedad
  • Sufre migrañas o gastritis

4. ¿Qué medidas es necesario tomar? 

Más allá de fomentar el respeto y compañerismo entre los menores, los centros educativos tienen la obligación de de comunicar los casos de acoso escolar, además de actuar con firmeza y  brindar soporte a la víctima.

Es importante que tanto familiares como educadores estén al tanto de la situación, creando un entorno de diálogo y compromiso de todas las partes para detectar el origen del problema y actuar con inmediatez para solucionarlo. Es primordial no exponer a la víctima de acoso y evitar que la situación se agrave, además de brindarle el apoyo necesario, inclusive de un profesional. En casa, hay que generar un entorno basado en la confianza, el dialogo y el afecto.

5. ¿Cómo prevenir el acoso?

Tal y como dice el refrán: más vale prevenir que curar.  En este sentido, hay que concienciar a los menores acerca del problema del bullying y de sus efectos negativos, involucrando además de los alumnos, a familiares y profesores.

En la escuela, es recomendable confeccionar material de prevención, incluyendo esta temática en el plan de estudios y en las actividades que se llevan a cabo en la escuela. Crear un entorno seguro basado en la aceptación, la tolerancia y el respeto; establecer normas y códigos de conducta…son otros aspectos a tener en cuenta.

 

Compártelo enTweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia al usuario y realizar el análisis de la navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies