Compañerismo por todo lo alto

Compañerismo
Foto vía www.fullbasket.es

Los jugadores de la Selección Española de Baloncesto llevan más de una década plagada de éxitos. Campeones del mundo, tricampeones de Europa, dos platas Olímpicas… un palmarés digno de una de los mejores equipos que se han visto en una pista de baloncesto.Pero este equipo va más allá de lo deportivo, y es que son una gran familia en la que varios jugadores llevan juntos desde el Mundial Junior de Lisboa en 1999. La buena relación entre los jugadores hace que la Selección sea un ejemplo de compañerismo, hecho que les ha llevado a recibir condecoraciones como el Premio Príncipe de Asturias y la Real Orden del Mérito Deportivo.

A lo largo de estos años, han habido grandes gestos que hablan por si solos: cuando en la final del Mundial en 2006 que se perdió Gasol por lesión, el capitán Carlos Jiménez le cedió el honor de levantar la Copa de Campeones del Mundo a Pau Gasol; o cuando los jugadores se pusieron de acuerdo para que Felipe Reyes fuese el encargado de recoger la Copa que los acreditaba como Campeones de Europa.

Estos jugadores “sacrifican” sus vacaciones y acortan plazos de recuperación de lesiones para seguir formando parte de la Selección. El verano del 2015 no iban a ser menos y volvieron a demostrar, que el factor humano es parte esencial en el deporte. Con numerosas bajas importantes consiguieron un oro contra todo pronóstico, en una exhibición de unión, compañerismo y trabajo en equipo.

Compártelo enTweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia al usuario y realizar el análisis de la navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies