Deporte y rendimiento escolar

deporte y rendimiento escolar

Es bien sabido que existe una estrecha relación entre la práctica deportiva y el rendimiento escolar. Concretamente, según Journal of Pediatrics la capacidad cardiorrespiratoria y la habilidad motora son los efectos del ejercicio físico que tienen un mayor impacto en la actividad escolar y en los resultados académicos.

Los niños que practican deporte gozan de un mejor estado de salud y bienestar, son más fuertes física y mentalmente, son más sociables y padecen menos trastornos mentales como la depresión o la ansiedad. Además, cada vez más estudios evidencian que la actividad física tiene una relación directa con la mejora del rendimiento cognitivo de los niños.

Según Irene Esteban-Cornejo, del departamento de Educación Física, Deporte y Motricidad Humana de la Universidad Autónoma de Madrid, una mejor respiración “alienta la comunicación entre las células y la habilidad motora favorece la concentración”. En este sentido, la investigadora asegura que tener “una buena salud cardiorrespiratoria y coordinación motora pueden, hasta cierto punto, reducir el riesgo del fracaso escolar”.

Un motivo más entonces para potenciar que los más pequeños practiquen ejercicio físico de forma regular, evitando eso si que lo hagan de forma obligada o bajo presión. El deporte debe ser para ellos como un juego, como una actividad de recreo y socialización con la que ante todo se diviertan y adquieran valores.

Compártelo enTweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia al usuario y realizar el análisis de la navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies