El buen descanso del niño. Cuestión de prioridad

descanso nocturno niños

Son muchos los padres y madres que temen el momento de que los pequeños de la casa se vayan a dormir. No quieren irse a la cama, no les gusta quedarse solos… pero todos lo sabemos: tener un buen descanso, tanto en cuanto a cantidad como a calidad, es fundamental. Además, los expertos indican que un niño que a los 5 años no ha superado sus dificultades para dormir bien, más probablemente padecerá trastornos del sueño el resto de su vida.

Mientras que en bebés de hasta 1 año el periodo de sueño necesario es de entre 12 y 18 horas; de 1 a 3 años éste debe ser entre 12 a 14 horas; de los 3 a los 5 años, entre 11 y 13 horas; de los 5 a los 10 años, entre 10 y 11 horas, y en adolecentes el periodo de sueño recomendado es de unas 9 horas.

La falta de horas de sueño de calidad no solo se manifiesta con un comportamiento inquieto e irritable, sino que hay estudios que demuestran que puede comportar déficits en el aprendizaje, falta de atención y problemas de crecimiento, entre otras consecuencias.

Recordemos algunos aspectos básicos a tener en cuenta:

  • Hacerles partícipes de la propia rutina del sueño nocturno. Hay que establecer la hora de acostarse y crear ciertos rituales y rutinas en torno a este momento del día.
  • Antes de la hora de ir a dormir, hay que tener un período de tranquilidad, evitando ver la televisión o jugar a videojuegos, por ejemplo.
  • Escoger juntos un “compañero” del sueño, como un peluche o una manta.
  • La temperatura de la habitación debe ser agradable, para así favorecer la conciliación del sueño. El colchón, la almohada, la ropa de cama, el pijama…son otros elementos que deben resultar cómodos y agradables.

Y por último una cuestión que genera debate: ¿hay que acudir cada vez que el niño llora, nos llama o se queja? Según muchos expertos, si lo hacemos le estaremos acostumbrando a llamar nuestra atención sin necesidad. Eso si: hay que mantenerse atento y acudir siempre que lo situación lo requiera, como en caso de pesadillas.

Compártelo enTweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia al usuario y realizar el análisis de la navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies