“Queremos que los niños y niñas de la India sean más libres y puedan afrontar el futuro con optimismo”

 Entrevista Xisco 2017-03-15 a las 12.33.36

Xisco Mercadal emprendió hace más de un año y medio un importante reto personal y profesional, dejando su Menorca natal para instalarse a Anantapur, una humilde zona rural del sur de la India. Desde entonces coordina el proyecto que desde la Fundación Rafa Nadal llevamos a cabo junto con la Fundación Vicente Ferrer. “Queremos contribuir a transformar la sociedad en algo mejor, y que los niños sean más libres e independientes”, afirma.

¿Cuál ha sido tu experiencia previa que te ha llevado hasta aquí?
Soy maestro de educación física y, antes de venir a la India, era entrenador de tenis en un club de Barcelona. Vine aquí un verano, en 2014, como voluntario del proyecto y un año más tarde, en septiembre de 2015, tuve la oportunidad de venir como coordinador. Desde entonces que estoy aquí.

¿Qué es lo que te impulsó a dar este paso?
La experiencia como voluntario fue muy bonita y muy gratificante, pero se me hizo corta. Sentía que tenía ganas de más y que aún había mucho que podía aportar al proyecto. Fue así como aposté por volver a la India, esta vez como coordinador y para un periodo de tiempo más largo, que en total serán 2 años.

¿Cómo es tu día a día en Anantapur?
Aquí las clases son de lunes a sábado y tenemos dos turnos, uno de mañana – de 6h a 8h- y uno de tarde – 16.30h a 20h-. Durante estas horas estoy en el centro, con los niños y los entrenadores, que complemento con el trabajo de oficina.

¿En qué consisten tus responsabilidades como coordinador?
Me encargo de organizar todas las actividades, dar formación a los entrenadores, preparar el presupuesto anual, comprar el material necesario… en definitiva, la coordinación general del centro.

Entrevista Xisco Mercadal - Centro Educativo Anantapur

¿Qué te aporta el hecho de formar parte del proyecto?
Siempre he sido una persona muy ligada a la educación y, a la vez, un gran amante del deporte. Aquí tengo la suerte de poder combinar estos dos ámbitos, trabajando con el deporte como vehículo de formación y crecimiento personal.

Más concretamente, ¿qué enfoque se le da a la práctica deportiva en el proyecto?
El deporte es una herramienta muy eficaz para cohesionar grupos y fomentar la integración. Uno de los objetivos del proyecto es que los niños aprendan y se diviertan juntos, sin diferencias de sexos ni de castas. A través de las clases de tenis, los juegos, el refuerzo escolar…conseguimos derribar estos prejuicios a la vez que les ofrecemos formación.

¿Cuál es el perfil de los menores que participan en el proyecto?
El 80% de los niños que tenemos viven en situación de pobreza, con lo que nuestro objetivo es darles la oportunidad de complementar su educación y que puedan afrontar el futuro con más optimismo.

¿Qué aspecto te resulta más satisfactorio?
Lo que más me llena es, probablemente, ver las ganas con las que vienen los niños al Centro. Esto al principio me sorprendió mucho, y ahora me llena sólo de ver la ilusión y las ganas de trabajar que tienen y de formar parte del proyecto.

Pero seguro hay también momentos difíciles…
Así es. Hay muchas realidades, sobretodo de las familias, que no son fáciles, principalmente por la situación económica que tienen. Pero bueno… estamos también para intentar echarles una mano, ayudándoles a mejorar su situación en la medida de lo posible.

¿Cuáles son los principales retos a los que tenéis que hacer frente?
La sociedad india sigue funcionando por un sistema de castas, y la mujer sigue estando relegada al hombre. Romper estos estigmas forma parte de nuestros objetivos. Y lo mejor es que, al menos entre los más de 200 niños que forman parte del proyecto, lo estamos consiguiendo.

¿Qué otros cambios percibís en los participantes?
Para ellos entrenar seis días a la semana les resulta muy positivo; no sólo a nivel físico, sino también de salud y relacional entre ellos. También les ofrecemos un programa nutricional, que repercute positivamente en su bienestar. Por otra parte, está la vertiente más académica, con clases de inglés e informática, gracias a las cuales mejoran notablemente su rendimiento escolar.

Entrevista Xisco Mercadal - Centro Educativo Anantapur

¿Hay algún caso en particular en que la evolución haya resultado especialmente significativa?
Hay muchos. Por ejemplo recuerdo el de una niña que al empezar el proyecto se mostraba muy tímida y no hablaba prácticamente con sus compañeros o profesores. Poco a poco, después de cuatro años viniendo al proyecto, el cambio es enorme. Ahora entiende y se defiende con el inglés, habla mucho más con todo el mundo….en definitiva, socialmente ha dado un paso al frente.

¿Qué opinan los padres y madres de la participación de sus hijos en el proyecto?
Entienden que estamos dando un complemento a su educación, y que eso afecta positivamente tanto a su día a día, como a su futuro. Después de varios años de implementación del proyecto, actualmente son consientes de ello y les animan a venir.

¿Qué futuro les espera a estos niños?
Un futuro esperanzador, mejor que el que tuvieron sus padres. Podrán seguir su formación, podrán tener mejores trabajos y, económicamente, podrán salir adelante.

Compártelo enTweet about this on TwitterShare on Facebook

2 thoughts on ““Queremos que los niños y niñas de la India sean más libres y puedan afrontar el futuro con optimismo”

  • 1 abril, 2017 a 7:12
    Permalink

    Felicidades, muy valiente y un ejemplo para todos, abrazo

    Responder
  • 22 marzo, 2017 a 15:18
    Permalink

    Ets un exemple per tothom.
    Crack Xisco Mercadal

    Responder

Responder a Jordi Cumellas Hugas Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia al usuario y realizar el análisis de la navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies