Nacidos en un entorno digital

Niños y tecnología

A menudo nos sorprendemos viendo la destreza que tienen los más pequeños interactuando con dispositivos electrónicos, y es que la tecnología está plenamente integrada en sus vidas, en su día a día. Smartphones, tablets, ordenadores… la vida cotidiana está llena de pantallas, teclados y mandos. Nacer y crecer en un entorno digital tiene aspectos muy positivos, aunque también hay que tener en cuenta lo perjudicial que puede resultar.

Las nuevas tecnologías son tanto una herramienta de entretenimiento como una puerta abierta al conocimiento, por la que proporcionan muchos beneficios: fomentan el desarrollo de ciertas habilidades y competencias, generan autoconfianza al superar nuevos retos, estimulan la investigación y el descubrimiento, potencian la comunicación…

Pero como todo, hay que aprender a hacer un uso adecuado de ellas. A continuación te indicamos algunas pautas a tener en cuenta:

  • La educación, límites, normas y modales del día a día “real” deben aplicarse también al entorno virtual.
  • Interesarse por cuáles son las herramientas y plataformas que utilizan los pequeños, qué páginas visitan o aplicaciones usan, qué amigos tienen online…
  • El uso de la tecnología y aparatos electrónicos debe combinarse con otras actividades, como salir a jugar al exterior o leer.
  • Establecer zonas y momentos libres de tecnología, como durante las comidas, en el dormitorio…
  • En los más pequeños, es recomendable que se inicien acompañados siempre de un mayor que les guíe. Hay que enseñarles que tienen el control y pueden cerrar la sesión o apagar el dispositivo en el momento que ellos decidan.  
  • Cuando sean más mayores e independientes, asegúrese de que el portátil, tablet, smarphone o PC se encuentra en un espacio común en el momento en que los esté usando.
  • No utilizar la tecnología como pacificador emocional, para mantenerlos calmados o evitar el aburrimiento.
  • Promover la participación del conjunto de la familia en ciertas actividades online, como juegos o interacciones con otros familiares.
  • Apostar por las aplicaciones creadas específicamente para niños, buscando las apropiadas a cada edad,  interés o necesidad. 
Compártelo enTweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia al usuario y realizar el análisis de la navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies