Dos realidades que se conectan

Dos realidades que se conectan

Viaje a la India

Hay veranos que te marcan para siempre; veranos en los que vives experiencias tan intensas y enriquecedoras que te cambian incluso la forma de ver y entender el mundo. Sin duda, así ha sido para los siete alumnos de la Rafa Nadal Academy by Movistar que han tenido la oportunidad de viajar a Anantapur, en la India, para adentrarse durante dos semanas en el proyecto que allí llevamos a cabo la Fundación Rafa Nadal conjuntamente con la Fundación Vicente Ferrer.

Jonathan es uno de los alumnos de la academia, ubicada en Mallorca, que no dudó en participar en esta aventura. “Este viaje ha sido una experiencia completa. Las condiciones que nos hemos encontrando allí eran bastante diferentes a las nuestras habituales, he tenido que superar varios desafíos, pero estoy muy agradecido de haber tenido la oportunidad de poder hacer frente a todas esas vivencias”, explica.

Viaje a la India

Durante los días que estuvieron en Anatapur, los siete jóvenes no sólo contribuyeron activamente en el desarrollo del programa de tenis y educativo implementado en la escuela, sino que también tuvieron la ocasión de visitar otros proyectos de la zona impulsados por la Fundación Vicente Ferrer, pudiendo conocer así una realidad muy diferente a la suya, pero con la que a la vez se sintieron muy conectados.

Recordaré toda la vida la humildad y la generosidad de la gente con quien he compartido mi corta estancia”, afirma Jonathan. “Pero creo que lo que más me ha marcado, e incluso inspirado, ha sido la posibilidad de entrenar con los niños de la Tribu Sikari. Aunque tenía la responsabilidad de dirigir las clases, creo que yo he aprendido más de ellos que ellos de mí”, recuerda.

Viaje a la IndiaLa coincidencia quiso que los días del viaje coincidieran con el cumpleaños de Jonathan; un cumpleaños que pasó lejos de la familia y de los amigos de siempre, pero posiblemente uno de las más especiales que jamás ha tenido. “La gente se movilizó para que ese fuera un día increíble, y de verdad lo fue. Me sorprendieron con una tarta, pero lo mejor fue recibir regalos de parte de los niños; cosas muy simples pero que valoro muchísimo, como dibujos, flores… Para mi fue un gesto inolvidable ya que estos niños no llevaban ni zapatos, pero incluso sin tener recursos se esforzaron para hacer que ese día fuera especial para mi. Y lo fue, incluso diría que ha sido el mejor cumpleaños que nunca he pasado”.

Los siete alumnos de la Rafa Nadal Academy by Movistar que participaron en la iniciativa coinciden en afirmar que este viaje les ha llenado y enriquecido en todos los sentidos.  Y es que hay aprendizajes que no se adquieren en las aulas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia al usuario y realizar el análisis de la navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies