Inclusión y cohesión social… ¿a través del deporte?

Deporte e inclusión social - Centro Fundación Rafa Nadal

La práctica deportiva nos beneficia a todos; es una poderosa herramienta que consigue mejorar vidas y cambiar actitudes. Desde la Fundación Rafa Nadal, estamos convencidos de que el deporte es un importante pilar para el desarrollo integral de las personas, mediante la vivencia de diferentes experiencias, situaciones y disciplinas deportivas.

El deporte no sólo es actividad física en sí misma, sino que significa mucho más: es pertenecer a un grupo de iguales, es mejorar como persona y favorecer las relaciones interpersonales, es la prevención de malos hábitos y facilitar la socialización con el entorno. En definitiva, es una herramienta para la inclusión, en especial de las personas con más necesidades y más vulnerables.

La actividad deportiva funciona en muchas ocasiones como un gancho motivacional para acceder a ciertos individuos o colectivos, o entrar en ambientes sociales en los que de otra manera sería complicado intervenir. El deporte facilita el acceso a barriadas enteras, activando la participación de una zona e incluso la prevención de dinámicas antisociales, como la delincuencia o la drogadicción.

En el Centro Fundación Rafa Nadal trabajamos para que la práctica deportiva sea el motor para crear y fortalecer las relaciones interpersonales. El contacto y los vínculos de confianza favorecen la creación de amistades, ya que se comparten experiencias y situaciones. Si hay más confianza con el grupo, se genera más seguridad en uno mismo y se crea el sentimiento de pertenencia. El placer de formar parte de un grupo y su reconocimiento social es, junto con el sentimiento de esfuerzo y superación conjunta, muy gratificante para los niños, niñas y jóvenes a los que atendemos. “En el Centro se han creado infinidad de amistades y relaciones personales que creemos durarán para toda su vida”, explican los educadores.

Acciones como animar, ayudar, motivar al compañero… son cotidianas entre los niños y niñas del proyecto. Para ellos, venir al Centro forma parte de su vida cotidiana; se sienten parte de ello, tienen ganas de verse, relacionarse y jugar juntos, y que mejor forma que haciendo deporte. Lo tienen muy presente, lo valoran y la mayoría lo demuestra día a día”, añaden.

La realidad del Centro Fundación Rafa Nadal es una pequeña representación de la sociedad en la que vivimos, por lo que nos reafirmamos y confiamos en que el deporte en sí, y particularmente el deporte según lo entendemos y aplicamos en la Fundación, es favorecedor para la inclusión y cohesión social.

Compártelo enTweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia al usuario y realizar el análisis de la navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies