¿Por qué es importante educar en valores?

La adquisición de valores se realiza a lo largo de toda nuestra vida a través de las diferentes experiencias que vivimos en el ámbito familiar, escolar y también en el deportivo. Es importante comenzar a trabajarlos cuando somos pequeños, con el objetivo de desarrollar una personalidad positiva adulta y completa para afrontar todo tipo de situaciones.

En el Rafa Nadal Tour by Santander, circuito juvenil de tenis solidario a beneficio de los proyectos de la Fundación Rafa Nadal, tratamos de inculcar en los deportistas diferentes valores importantes para su desarrollo:

–          La deportividad

–          El compromiso

–          El compañerismo

–          El esfuerzo

Ofrecemos a los participantes las herramientas necesarias para que puedan interiorizar actitudes y comportamientos positivos, necesarios tanto en el ámbito deportivo como en el día a día.

El tour es una competición formadora y que complementa su educación, por eso contamos con responsables de valores que se encargan de organizar actividades complementarias para los niños y niñas que participan en este circuito de referencia en el ámbito nacional.

El Rafa Nadal Tour by Santander nació con el deseo del propio Rafa Nadal de no ser un circuito de tenis más, sino un circuito de tenis con algo más.

Se trata del único torneo en el que además de un ranking tenístico, existe un ranking de valores, que puntúa las actitudes positivas de los deportistas tanto dentro como fuera de la pista promoviendo el juego limpio a través de los cuatro valores principales: la deportividad, el compromiso, el compañerismo y el esfuerzo.

Gracias a este ranking paralelo, cuatro deportistas de sub-12 y sub-14 se clasifican para el master final que se celebra en la Rafa Nadal Academy by Movistar.

Desde la Fundación Rafa Nadal ponemos especial interés en la educación en valores en todos nuestros proyectos y también en el tour, porque creemos que dentro del ámbito deportivo los niños y niñas se ven expuestos a diversas situaciones que influyen en su formación integral.

Por supuesto, tenemos muy presente la idea de que el deporte puede fomentar tanto valores positivos como negativos. Por eso es fundamental la intencionalidad y correcta organización de la actividad física de cara a la educación en valores positivos. La realización de actividad física por si sola no asegura la adquisición de valores. Para ello, se deben diseñar los entrenamientos, actividades y competiciones deportivas de forma consciente y con este propósito.

Educar en valores significa extender el alcance de la educación de manera que no se limite a la enseñanza y el aprendizaje de materias.

Nos planteamos una educación que va más allá, en la que tenemos en cuenta el ámbito moral y el civismo, con el objetivo final de formar personas socialmente responsables y con capacidad de entender sus emociones, apoyar a los demás y afrontar cualquier tipo de reto que se les presente.

Y para conseguirlo, el deporte es nuestro mayor aliado.

Leave a Comment

Your email address will not be published.