Catalina Corró: una historia de valor, superación y éxito

Superación

Una de las sorpresas de los Juegos del Mediterráneo, celebrados este verano en Tarragona,  fue ver como la nadadora Catalina Corró se proclamaba campeona de los 400 estilos. Esta deportista de 23 años batió el récord de los Juegos y venció a la que era la clara favorita: Mireia Belmonte. No obstante, sus logros van mucho más allá de esta medalla.

El pasado año, Catalina se enfrentó a la que ella describe como “su competición más importante y difícil”. Los médicos le encontraron un tumor cerebral que tenía que ser operado de urgencia. La joven afrontó la noticia con valentía y superó la operación con éxito. A pesar de este gran logro, a Catalina le perseguía el miedo de ver como su carrera como nadadora podía verse truncada.

No obstante, esto no la detuvo y, tras tres duros meses de recuperación, volvió a entrenar. Su pasión y amor por la natación fueron más fuertes que cualquier obstáculo y preparó la temporada con mucho esfuerzo.

A día de hoy, Catalina ha conseguido su mayor sueño: la medalla de oro en los Juegos del Mediterráneo. “Este es mi momento más feliz en la natación y el de más emoción. Es una recompensa al mal año que he pasado y todos los momentos duros que he vivido”, afirma la mallorquina.

La historia de Catalina es un ejemplo de como ser una campeona no es solo conseguir medallas, sino demostrar que rendirse no es una opción y que no hay obstáculo que pueda frenar a la pasión por el deporte.

Deixeu un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.