Compaginar deporte y estudios es posible

Carolina Rodríguez Sánchez es una de las jóvenes beneficiarias de las becas Study&Play, el proyecto de promoción del talento que impulsamos desde la Fundación Rafa Nadal con la colaboración de I-Con Sports.

Las becas Study&Play permiten que jóvenes estudiantes y deportistas puedan continuar sus estudios y practicar deporte de alto nivel en las mejores universidades de Estados Unidos.

Para acceder a estas becas, los jóvenes deben cumplir unos requisitos exigentes, demostrando buenas calificaciones académicas, buenas marcas en su disciplina deportiva y un nivel alto de inglés. Además, se analizan los recursos económicos familiares para valorar la cuantía de la misma.

Tras dos cursos estudiando Bussiness Administration en Marshalltown Community College de Iowa y formando parte de su equipo de baloncesto, hemos podido hablar con Carolina para saber de primera mano cómo está siendo su experiencia.

Se siente muy agradecida por esta oportunidad y se esfuerza cada día por mejorar tanto a nivel deportivo como académico.

Nos asegura que desde que comenzó su andadura en Estados Unidos ha crecido como jugadora y como persona.

Salir de tu zona de confort te ayuda a resolver problemas por ti misma, administrar tu propio tiempo y dinero, conocer otras culturas y por supuesto, a valorar a las personas más importantes de tu vida.”

Con su 3,99 sobre 4 de GPA (nota media académica) y sus buenas estadísticas en la cancha, la experiencia de Carolina en USA está siendo muy enriquecedora. Su nivel deportivo ha mejorado notablemente, al igual que su físico.

“Llegué siendo una 5 pura y en unos meses y mucho trabajo, conseguí ganar 8 kilos y convertirme en una 3-4 forward”

Adaptarse al tipo de juego norteamericano es muy difícil, sobre todo en una disciplina como el baloncesto, pero hoy por hoy se encuentra en su mejor momento.

De Estados Unidos le han sorprendido gratamente las facilidades que ofrecen para compaginar el deporte, con los estudios y además con un trabajo. Carolina es asistente en la Residencia donde vive, lo que le permite cubrir sus gastos personales y ganar experiencia y fluidez con el idioma.

Nos asegura que se siente mucho más segura a la hora de entablar conversaciones en inglés, su vocabulario ha mejorado y se está adaptando poco a poco a la realidad del país. El primer curso fue complicado para ella, ya que debido a la situación sanitaria derivada de la covid-19, todas las personas llevaban mascarilla y la comunicación era un poco más limitada. Este año parece que el contexto es más favorable en ese sentido.

Reconoce que se ha encontrado algunas dificultades en su día a día, como por ejemplo a la hora de cocinar. Nos ha contado su aventura con una tortilla y unas croquetas que no salieron como esperaba y que se convirtieron en una odisea digna de anécdota. Y es que irse de casa tan joven, también hace que cometas algún crimen culinario hasta que finalmente te conviertes en un cocinillas…

Tras dos cursos inmersa en su nueva realidad, Carolina mira hacia atrás y hace una valoración muy positiva.

“Optar a esta beca ha sido la mejor decisión de mi vida. Si hablase con la Carolina del pasado, le diría que trabajase tan duro como lo está haciendo porque todo esfuerzo tiene su recompensa y sin duda están por llegar los mejores años de su vida. A la Carolina del futuro le diría lo mismo que a la del pasado, que se siga esforzando y luchando por sus sueños, porque con constancia y trabajo duro todo llega”

Citando a su referente, Michael Jordan: “algunas personas quieren que algo ocurra, otras sueñan con que pasará y otras hacen que suceda”

Nuestra becada lo tiene muy claro, pero también es consciente de que no todo el mundo es capaz de afrontar este reto, ya que estar lejos de la familia y los amigos, en un contexto tan diferente es muy complicado. Su consejo es que lo tengas muy claro antes de tomar la decisión.

“Si tu sueño es estudiar mientras practicas algún deporte, adelante, porque estás a punto de vivir unos de los mejores años de tu vida”

Deixeu un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.