Proyectos de continuidad

Los proyectos de la Fundación Rafa Nadal son de largo recorrido, sostenibles y de continuidad.

Se trata de la filosofía de la organización, nuestra forma de trabajar y el sello que nos define como entidad.

En el año 2011 pusimos en marcha el proyecto NETS, junto a la Fundación Vicente Ferrer en Anantapur, India. Se trata de un programa en el que atendemos a menores de zonas rurales a través de actividades deportivas relacionadas con el tenis y actividades educativas para reforzar el aprendizaje del inglés y habilidades entorno a la informática.

Además, combinamos estas actividades con un suplemento nutricional diario y acceso a revisiones médicas.

Las niñas y niños que participan en este proyecto han podido crecer y desarrollarse con nosotros hasta el punto de que hemos tenido varios casos de éxito, como ha sido el de Pallavi, que ha llegado a convertirse en entrenadora de tenis y actualmente vive de ello.

Cuando un proyecto se mantiene en el tiempo y es sostenible, los resultados a medios y largo plazo son reales.

En el proyecto Más Que Tenis, iniciado junto a Special Olympics también hace 12 años, hemos visto una enorme evolución entre los deportistas con discapacidad intelectual a los que atendemos.

Muchos han visto mejorada su condición física además de su capacidad para relacionarse con los demás y han podido hacer grandes amistades dentro de su grupo de entrenamiento.

Hoy en día vemos cómo cada escuela se ha convertido prácticamente en una familia, incluyendo también a los padres de los jóvenes, que han encontrado una enorme red de apoyo entre ellos.

Solo con un proyecto de continuidad conseguimos forjar este tipo de relaciones.

En el caso de los Centros Fundación Rafa Nadal, concretamente en el de Palma de Mallorca que es el que más años de recorrido tiene a sus espaldas, nos encontramos con casos de éxito de menores que comenzaron su andadura con nosotros en 2014 y hoy se han convertido en jóvenes con grandes expectativas de futuro.

Durante la Escuela de Verano hemos identificado a varios adolescentes que han querido presentarse como monitores de apoyo para facilitar al equipo la organización de las actividades especiales.

Este hecho es muy representativo, porque indica su compromiso con el proyecto y con el resto de los compañeros que forman parte de la actividad.

Convirtiéndose en monitores también se convierten en personas de referencia y ejemplo para los mas pequeños.

También hay casos concretos como el de Pablo, un menor con un carácter muy cerrado y bastantes problemas a nivel académico, que gracias al atletismo mejoró muchísimo su actitud y se convirtió en un joven deportista con intención de formarse dentro de este ámbito y algún día convertirse en técnico deportivo en un proyecto como es nuestro centro.

Es el caso de la familia María-Zaragoza, que gracias al proyecto se han conseguido unir mucho y han mejorado la comunicación familiar. El menor, Juan Manuel, era un chico muy callado con problemas de bullying en la escuela y dentro del centro ha conseguido mejorar la confianza en sí mismo y ha hecho grandes amigos. Lara por su parte es una niña muy inquieta y activa que ha descubierto el deporte como su gran pasión. Junto a sus padres y su nuevo hermano participan activamente en las jornadas familiares que organizamos reforzando así el trabajo que impulsa nuestro equipo.

Por último, es importante citar también el caso de Macarena, una menor que llegó al centro con dificultades a la hora de comunicarse con los demás y de medir su actitud dependiendo de la situación y años después se ha convertido en una adolescente centrada, responsable y con muchísimos amigos. Además, ha descubierto su gran pasión por el futbol y su familia ha entendido lo importante que es apoyarla y reforzar sus intereses, aunque al principio no estaban del todo de acuerdo.

En los Centros Fundación Rafa Nadal contamos con un 80% – 90% de menores que continúan año tras año y curso tras curso en el proyecto, lo que indica que el trabajo del equipo se recibe muy positivamente entre los beneficiarios y sus familias.

El éxito de casos individuales como estos y otros muchos dependen de este factor tan importante para nosotros, la continuidad.

Los proyectos a largo plazo son los que generan un verdadero impacto transformador.



Deixeu un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.